Facebooktwitterlinkedinmail

«Sanación para tu vida»

Muchas veces estamos tan inmersos en el día a día que dejamos pasar ciertos signos que, si los tomáramos en cuenta, podríamos evitar muchos de nuestros problemas en las diferentes áreas de nuestra vida. Y aquí quiero mencionar la vida laboral porque me han llegado muchas preguntas al respecto.

Puedes escuchar está publicación en: Radio IVOOX

El hecho es que hay muchas personas que les va mal en el trabajo, con los compañeros de labores, en sus negocios, en sus proyectos o emprendimientos, es como que hay algo que no los deja avanzar, se encuentran obstáculo tras obstáculo sin conseguir salir adelante. Incluso se encuentran con molestias físicas, dolores, dolencias que los afecta anímicamente y por ende se hace más difícil aún, salir adelante. Cuando se presenta una situación así es porque definitivamente hay un bloqueo a nivel energético o a nivel del alma que está afectando la salud y el trabajo.

Para sanar cualquier área de nuestra vida es importante entender y reconocer nuestros cuerpos sutiles principales, pues no solo somos un cuerpo físico, que es el cuerpo más denso, por cierto. También hay otros cuerpos que componen a todo ser humano y que influyen directamente en su bienestar o en su malestar. Nombraré los principales para que sea más sencillo de entender.

Tenemos:

  1. El cuerpo energético basada en las energías y vibraciones.
  2. El cuerpo emocional donde se encuentran todas las emociones, positivas o negativas, involucradas en nuestras experiencias.
  3. El cuerpo mental que se relaciona directamente con los pensamientos y donde el poder de la palabra tiene un papel importantísimo.
  4. El cuerpo espiritual donde está la conciencia del Ser, el Alma en nuestra conexión con lo divino y donde reconocemos que somos seres espirituales viviendo una experiencia física.

Todo Ser humano tiene estos cuerpos y debemos tomar consciencia de ellos para poder sanar nuestra vida.

Primero, para evitar que el cuerpo físico enferme, es necesario que nuestros cuerpos sutiles estén sanos. El cuerpo físico es la última instancia de la enfermedad que primero se manifiesta en alguno de nuestros otros cuerpos.

Por ejemplo, si en el cuerpo emocional se ha quedado grabada una experiencia traumática, las energías contenidas por esa experiencia se pueden manifestar como una gastritis crónica, y al estar la persona con esa dolencia permanentemente, le va a afectar también otras áreas de vida como el trabajo, porque no tendrá la mejor predisposición para hacerle frente a las dificultades, ni tomará las mejores decisiones.

Para explicar lo comentado anteriormente, puedo citar el caso de una paciente que sufrió la pérdida de sus dos padres en un accidente, debido a este evento ella sintió un profundo vacío en su ser ya que quedó completamente desamparada. Las energías discordantes de esa experiencia habían quedado atrapadas en su cuerpo emocional, a través de las memorias celulares, y por ese motivo no podía liberarse de la gastritis que la aquejaba por más de 15 años, y que le impedía rendir como deseaba en su trabajo.

Solo en el momento en que la paciente pudo liberar las energías discordantes involucradas con esa experiencia traumática, pudo sanar esa gastritis, y ya en estado de bienestar pudo sacar adelante su negocio. Y aquí hay que estar conscientes que el cuerpo físico es la última instancia donde se manifiesta la enfermedad, que se inicia en alguno de nuestros cuerpos sutiles. Esta experiencia traumática que menciono en el ejemplo, fue generada en esta vida, pero también pueden presentarse las mismas consecuencias por experiencias en vidas pasadas en cuyo caso el Alma las trae a esta encarnación como programas que condicionan su vida.

En este caso de vidas pasadas, racionalmente la persona no encuentra justificación para lo que está viviendo, por más que busca una causa no la encuentra y posiblemente se deba a que el trabajo lo tiene como reto para esta encarnación. Aquí se tiene que investigar que sucedió en esa vida y que energías estuvieron involucradas para liberarlas y sanar. Luego de eso se pueden investigar si hay otras causas adicionales, se liberan y la persona comienza a tener prosperidad.

Por eso es tan importante en autoconocimiento, el mirar hacia adentro, analizar nuestra vida, ver que es lo que está andando mal o no como quisiéramos, tener un momento para pensar en nuestra vida, en las cosas que vivimos, porque todo son señales, si estamos atentos, atentas podremos evitar problemas mayores y sufrimientos innecesarios.

-La recomendación que les doy es que separen un momentito de su día, que puede ser en la noche cuando están por dormirse para analizar su día, si hacen esta práctica diaria podrán darse cuenta de si algún aspecto, sentimiento o circunstancia se repite varias veces porque allí se encuentra la señal que necesitamos para salvar nuestra vida, cuidar nuestra energía vital, nuestras emociones y sentimientos, nuestras palabras y mantener en equilibrio nuestra vida.

Si te das cuenta que estás viviendo algo a lo que no le encuentras lógica, te bloqueas, el temor aparece, sientes que no avanzas, que no salen del problema, entonces solo pide ayuda, y encuentra la causa, motivo o razón que te aqueja y libérate, hay un camino, una forma muy amorosa y rápida de hacerlo.

Separa una sesión online gratuita de 30 minutos (sin ningún compromiso) para conversar y ver la mejor manera de ayudarte.

Y si deseas recibir artículos, tips e información para transformar tu vida y conseguir el bienestar que te mereces, ingresa aquí:

Por ahora, me despido deseándote mucho amor y conexión con tu Ser Divino.

Coach de Vida y Terapeuta Transpersonal.

Escúcha el contenido de este artículo en: Radio IVOOX

Facebooktwitterlinkedinmail

WhatsApp chat