Facebooklinkedinmail

Autoestima ¿Dónde te encuentro?

Hoy es un día para celebrar, si y te lo digo porque, así como yo lo celebro, deseo que tú lo hagas también, que celebres cada día de tu vida. ¿Y te preguntarás que deseo celebrar?, pues te cuento…
 
Desde mis 15 años aproximadamente tuve la necesidad profunda de mejorar mi autoestima, en ese tiempo me sentía muy sola, no podía expresar mis sentimientos abiertamente, sentía que nadie me escuchaba con atención, que no me querían. Pasaron los años y en el fondo seguía con esos sentimientos que ya se estaban convirtiendo en firmes conceptos respecto a mí misma.
 
En el año 1998 me inicié en el tema relacionado con la meditación a través de un curso de Disciplina mental, y a partir de ese momento, he estado practicando la meditación de forma alternada. Cada vez que me acordaba de los beneficios que esta práctica me traía, volvía a separar un espacio para llevarla a cabo, aunque sea unos 15 minutitos al día.
 
La sensación y los sentimientos de amor que esto me producía eran realmente sanadores.Luego por esas “circunstancias de la vida” que nos suceden a todos, daba, erróneamente prioridad a otras cosas sin dejar esos 15 minutos separados para conectarme con esa parte de mí que me generaba tranquilidad y que necesitaba para poder hacerle frente a esos momentos difíciles.
 
Pues, solo hasta hace algún tiempo me di cuenta que el enfoque que nosotros le ponemos a nuestra práctica es determinante.
Si sabemos que tomaremos mejores decisiones, que estaremos más tranquilas y relajadas, que nos ayudará a hacer frente a los problemas que se nos presentan, que estaremos en perfecta salud o la recuperaremos rápidamente, que estaremos de mejor humor y tomaremos fuerzas para salir adelante y dar los pasos necesarios para mejorar nuestra vida, es ya momento de darle el valor que realmente tiene “el conectarnos con nosotros mismas”.
 
Hace poco me inspiré a escribirte esto : 

“Si supieras el maravilloso SER que hay dentro de ti, te ahorrarías muchos sufrimientos innecesarios, reconocerías tu verdadero valor, te amarías como nunca nadie te amo, y con todo este reconocimiento estarías dispuesta(o) a dar amor incondicional a todos y demostrarlo en todo lo que haces”

¿Cómo reconocemos ese valor?, nada más fácil que conectándonos con nuestro corazón, si, y no es una simple frase, es ahí donde encontramos todas las respuestas, dónde encontramos consuelo, dónde encontramos paz, amor.
 
Te doy estos 4 consejitos para que puedas lograrlo:

  1. Ubícate en un lugar tranquilo.
  2. Has 3 respiraciones profundas con los ojos cerrados.
  3. Cuenta del 10 al 1.
  4. Y cuando esté en el nivel 1 imagínate que te encuentras con tu corazón, conecta con él y verás los resultados, es muy sanador. 

​Con esta práctica regresas a tu centro, conectas con tu esencia, con Dios. Este es el camino más corto y eficaz de conseguir amarse a uno mismo. Luego de esto la baja autoestima no tendrá lugar, nacerá en ti un amor profundo “por ti mismo” y ese es el camino para conseguir todo lo que deseamos en la vida. Te lo digo yo que he probado mil y una formas en mi viaje, en búsqueda de la felicidad. ¡Por eso lo celebro y lo comparto contigo!!

¿Necesitas ayuda personalizada? 

Y si deseas recibir artículos, tips e información para transformar tu vida y conseguir el bienestar que te mereces, ingresa aquí:

Por ahora, me despido deseándote mucho amor y conexión con tu Ser Divino.

Facebooklinkedinmail
WhatsApp chat